top of page

Camino a la Incidencia

El martes pasado, los líderes del diálogo estratégico de Paraguay Ahora se reunieron por segunda vez en septiembre para profundizar la conversación sobre el significado de incidencia y cómo lograrla.



En esta oportunidad, los protagonistas absolutos fueron los propios miembros del grupo, ya que algunos de ellos compartieron sus experiencias de incidencia con los demás dialogantes.


Se plantearon interrogantes orientadas a clarificar significados, estrategias y condicionantes importantes del contexto paraguayo. A través del diálogo estratégico, se apuntó además a identificar los criterios necesarios en el proceso de construcción colectiva dentro de Paraguay Ahora, así como promover el conocimiento y el reconocimiento entre los participantes.


Magalí Caceres, una de las jóvenes impulsoras del grupo, abrió la conversación presentando sobre “Estrategias de Incidencia”. El material compartido se trata de un estudio que analiza los momentos de diferentes diálogos estratégicos a nivel mundial y los puntos comunes entre ellos.

Explicó que entre las formas de incidir se encuentran el empoderamiento para construir ciudadanía, el diálogo permanente, un proceso de definición del problema y las interrogantes para resolverlo. Así también, hizo mención a los cambios integrales que deben darse en todos los niveles, y las acciones comunicacionales sobre un problema puntual.

Fuente: Presentación Estrategias de Incidencia, Magalí Caceres. Septiembre 2020.

¿Cuál es la visión que se tiene de lo que es incidencia en Paraguay Ahora? preguntó Magali a los dialogantes e inspirándoles a compartir sus experiencias o dudas con base en lo compartido.

Se descubrieron preguntas iniciales, como por ejemplo; ¿Cómo darle un cuerpo al grupo de incidencia para la posterior observación o seguimiento de las acciones de incidencia? ¿Cómo trabajar en incidencia con esos grupos de interés, que a veces no son tan visibles? ¿Qué podemos aprender de otros Centros de Investigación o Think Tanks?


 

En la plenaria inicial se recomendó definir métricas en los objetivos de incidencia para un seguimiento más efectivo o específico, analizando el ejercicio de los centros de pensamiento. Se reafirmó la necesidad de fortalecer las estructuras de estudio para identificar en qué aspectos llegaron a incidir y qué lecciones aprendidas tuvieron al respecto.


 

Luego del intercambio con Magalí Cáceres, se pasó a la dinámica de grupos de trabajo. Cada grupo escuchó la presentación de diferentes experiencias de incidencia de los propios protagonistas de la plataforma, para inspirar la conversación.


En un grupo presentaron experiencias Carolina Fernández (sobre Niñez y Adolescencia), Cristian Sosa (sobre la Ley del Fonacide) y Alejandro Zuccolillo (sobre Transporte público). En otro, David Riveros (sobre cómo se redujo la corrupción del FONACIDE en CDE) y Rodrigo Valdez (sobre la experiencia de “A Quiénes Elegimos” como plataforma para el voto electoral informado). A la par, Federico Mora (sobre la experiencia BECAL) y Natalia Ramirez (sobre la reducción de la cota de compra de turistas en CDE). Finalmente, Fernando Rivarola (sobre mínimas a máximas incidencias logradas en el sector económico) y Linda Vera (sobre su rol de coordinadora de incidencia en proyectos).

Entre las experiencias, se destacaron logros concretos como los realizados por la iniciativa ReAcción que logró con mucha perseverancia y trabajo en equipo, una mejora del 400% en la calidad del gasto e inversión de los fondos FONACIDE. También se destacaron los logros de la organización “Comité Rohayhu Remansito”, quienes consiguieron una ampliación de presupuesto para Niñez y Adolescencia beneficiando a unas 27.000 personas.


Cada participante de la plataforma tuvo ejemplos personales para compartir. Otros giraron en torno a iniciativas juveniles, educación universitaria, trabajos comunitarios e iniciativas de transporte. La necesidad de inversión en formación y comunidades, más que en individuos, y sobre la capacidad de incidencia individual y diaria a través de todos los espacios que uno ocupa.


Las experiencias compartidas se ilustraron con resultados en acciones concretas de incidencia pública como el aumento de presupuesto para localidades por parte de instituciones públicas, el diálogo y consenso ciudadano que condujo a propuestas de políticas públicas, iniciativas para el transporte público como el billetaje electrónico y paradas obligatorias, entre otros.


 

En la plenaria final los dialogantes comentaron sobre el potencial de Paraguay Ahora para conectar las diferentes iniciativas o proyectos para hacer sinergias entre diferentes sectores. Destacaron como un punto en común entre las experiencias la profundidad en el entendimiento del contexto. Algo que identifican en Paraguay Ahora, donde se busca avanzar desde el diálogo informado para entender y después construir estos procesos, esta ruta, desde la comprensión profunda y ampliación de mirada para tener claridad de hacia dónde avanzar.

En consenso reconocieron la importancia de poder incidir inclusive desde lo más pequeño y la importancia que desde Paraguay Ahora se empiecen a delinear prioridades para que las acciones que podamos proponer funcionen realmente con mayor potencial de incidencia. Así también la posibilidad de generar desde esta plataforma metodologías y formas, de que cada uno de los protagonistas pueda llevar Paraguay Ahora a los pequeños grupos en los que incide personalmente.


Los dialogantes comentaron sobre la experiencia anticorrupción de ReAcción en Ciudad del Este. Una experiencia que permitió la incidencia en la calidad de políticas públicas y mejorar la calidad del gasto.

Identificaron la focalización como un punto fuerte en el éxito de las acciones de incidencia: a mayor nivel de focalización — mayor la incidencia real.

Citando un conocido proverbio africano, ilustraron la importancia de trabajar comunitariamente; “Si querés ir solo vas a lograr cosas rápido, pero si trabajas en comunidad y trabajas en el equipo vas a ir más lento pero más lejos”. Todo el que incide quiere ver la incidencia, el trabajo en equipo permite tener resultados más duraderos en el tiempo por más de que no sean tan inmediatos.

Si bien se reconocieron algunas dificultades como la digitalización, la disponibilidad de la información, el seguimiento a las acciones, el contexto cambiante, la perseverancia para el trabajo a largo plazo y el financiamiento de estas iniciativas. Los dialogantes destacaron que la incidencia debe visualizarse también como un proceso y debe generar transformación.



Los dialogantes conversaron sobre lo complejo que es el contexto y el proceso de incidencia, teniendo todos en su mayoría experiencias personales de incidencia y transformación. Reconociendo que si bien tienen puntos de vista muchas veces diametralmente opuestos, todos están comprometidos con el desarrollo del país. La pregunta es ¿cómo nos sentimos cómodos y a qué apuntamos con respecto a la incidencia que queremos lograr?

Paraguay Ahora va así profundizando los diálogos y surge como un espacio no solo de reflexión y diálogo sino también de encuentro y coincidencias, un ambiente propicio para la decisión y la toma de acción para construir el país que todos nos merecemos.


 

Paraguay Ahora es una iniciativa impulsada por jóvenes líderes de diferentes sectores que buscan incidir en la construcción de políticas públicas con herramientas y acuerdos que se transformen en acción. Este espacio de diálogo estratégico es apoyado por el Banco Mundial.

¡Jajohecha peve!

Comments


bottom of page