top of page

¿Qué implica luchar contra la corrupción?

Desde el inicio del diálogo estratégico entre los jóvenes líderes de la plataforma Paraguay Ahora, la corrupción surgió como un tema transversal y uno de los problemas más críticos que sufre el Paraguay. Su carácter sistémico, endémico y transversal, ocupa a los jóvenes en uno de los mayores desafíos que enfrenta la democracia.



Con el objetivo de analizar aspectos de la problemática de la corrupción en Paraguay en un diálogo informado y crítico, se organizó un webinar abierto al público, donde se revisaron conceptos fundamentales, avances y dificultades; y también se visibilizaron experiencias de victorias ciudadanas importantes para poder pensar en acciones concretas que pueden y deben realizarse la materia a futuro.


El primer momento del espacio, contó con las exposiciones de Marta Ferrara (Directora de Semillas por la Democracia), Federico Legal (Director de Proyectos de IDEA) y David Riveros García (Director de reAcción). Referentes que abrieron el espacio para comentar sobre diferentes factores implicados en la lucha por la transparencia y el combate a la corrupción.


La Rendición de Cuentas y las Elecciones: Reflexiones sobre el Financiamiento Político

Marta Ferrara inició la conversación exponiendo sobre el financiamiento político y las reformas que se hicieron en el código electoral en el marco del voto. En referencia a los efectos del “voto preferente” comentó que los cambios hechos en el Código Electoral no se corresponden con las recomendaciones fundamentales de los organismos internacionales para transitar hacia una mayor equidad e igualdad de oportunidades en el derecho al sufragio.


Aclaró que la adopción del “voto preferente” no cuenta con respaldo de evidencias en cuanto a la calidad de la representación en la democracia. Por el contrario, planteó algunos de sus efectos negativos como lesionar la unidad de los partidos; encarecer los procesos electorales; no mejorar la calidad de la representación; fortalecer el clientelismo; e inclusive acentuar los problemas referidos al financiamiento político, entre otros.


Si bien es cierto que el cambio de la Ley de Financiamiento de Partidos Políticos es un logro, resulta preocupante la impunidad y la arbitrariedad que envuelve su aplicación. Ya que si uno quiere saber sobre el tema, tiene que hacerlo a través del TSJE en un formulario que no cumple la normativa y pide un exceso de información privada de la persona para lograrlo. Finalmente, destacó que los partidos políticos no son sujetos de la Ley de Acceso a la Información Pública, a pesar de que reciben fondos del Estado. “Es muy preocupante la impunidad que existe en torno a la aplicación de la norma y a la autoridad que existe en torno a la ejecución de nuestra justicia”, aseguró.

A lo que David Riveros García, otro de los panelistas invitados y miembro de los jóvenes actores de la plataforma, agregó: “si la Democracia no controla el dinero, el dinero controlará la democracia”.

 

El acceso a la información pública: Hitos y Avances en Paraguay


Federico Legal sumó otra mirada a la conversación, explicando que el acceso a la información pública es un derecho humano fundamental y además un elemento indispensable para la lucha contra la corrupción y la participación ciudadana. Presentó a los dialogantes una línea de tiempo con los principales hitos en la lucha contra la corrupción en Paraguay:


“Hitos en la lucha contra la corrupción en Paraguay” en el Diálogo Estratégico de Paraguay Ahora, Septiembre 2020.

La línea del tiempo presenta avances importantes. “Hay más de 30.000 pedidos de acceso a la información desde su implementación en el 2015. Algo muy positivo ya que antes ni existían los pedidos”, comentó Federico.

Además, la Ley de Acceso a la Información Pública promulgada no es perfecta pero al menos es ley y fue la ley posible. Sin embargo, aún hay casos de incumplimiento y las resistencias para la difusión de datos públicos sigue siendo una constante, así como lo es la transparencia pasiva.


La transparencia permitió que la impunidad se reduzca. Gracias al acceso a la información pública, al periodismo de investigación, entre otros factores, se detectaron casos groseros de corrupción. Desvelamientos que no solo han generado consecuencias jurídicas, sino por sobre todo, consecuencias políticas. El acceso a las Declaraciones Juradas, otra herramienta fundamental para la lucha contra la corrupción se constituye en el último hito logrado por parte de la ciudadanía.

Federico cerró su exposición animando a los participantes a seguir exigiendo rendición de cuentas, transparencia y a ejercer el derecho a solicitar información pública.


 

Más allá de la transparencia: la reducción de corrupción depende de cada uno de los ciudadanos


David Riveros García agregó una mirada esencial a la conversación, desde la teoría y la práctica. Inició su exposición explicando a los participantes la necesaria desmitificación de la transparencia en sí misma como reductora de la corrupción. Destacó que si bien existen herramientas y una relativa transparencia en el uso de los recursos públicos, la principal deficiencia está en el uso de estas herramientas.


Fuente: Presentación de David Riveros García en el Webinar de Paraguay Ahora, Septiembre 2020.

La transparencia no implica necesariamente rendición de cuentas o reducción de corrupción. No basta solamente con publicar ciertos datos o cumplir formalidades. El discurso político que promueve la transparencia de forma abstracta y descontextualizada lo que hace finalmente es desvirtuar el proceso. El discurso se tergiversa inclusive a veces, y la frase “la información está publicada, somos transparentes”, es usada para levantar una fachada de apariencias. Convirtiéndose su mediocre uso en una herramienta de doble filo.


David compartió su experiencia en la organización reAcción, que busca reducir la corrupción en el uso de los recursos del FONACIDE, particularmente en Ciudad del Este. Desde el 2013, ReAcción ejerce el monitoreo de la asignación de recursos del FONACIDE al nivel municipal específicamente en el componente de infraestructura para la educación. A partir del 2019, amplió el proyecto a municipios vecinos. En sus vivencias, descubrieron que hay un ciclo que debe visualizarse para promover la lucha contra la corrupción:

Como parte de los avances que David compartió, indicó que en el 2015, solo el 20% de las escuelas más necesitadas recibía recursos del FONACIDE. Al 2018, esa proporción aumentó al 80%. Se trata de un aumento del 400%. Finalmente, a pesar de que los desafíos son continuos y escalan, David explicó que gracias a la acción de los jóvenes se está llamando la atención de los tomadores de decisión, a través de la construcción de capacidades ciudadanas y participación cívica.

Conversaciones sobre la Lucha contra la Corrupción en Paraguay en el Grupo de Diálogo Estratégico

El grupo de jóvenes que viene participando del diálogo estratégico pasó a una dinámica interna de trabajo, donde se organizaron en tres grupos con la participación especial de Marta Ferrara, Federico Legal y David Riveros García, respectivamente. La conversación fue orientada por las preguntas: ¿Cuáles son las preguntas que suscitaron las exposiciones? ¿Cuáles son los puntos críticos y los desafíos más importantes en materia de lucha contra la corrupción en Paraguay? ¿Cómo la plataforma Paraguay Ahora puede contribuir a afrontar estos desafíos?

Los dialogantes reflexionaron sobre la importancia del rol que cumple el poder judicial en la lucha contra la corrupción. Comentaron que es imperiosa la incidencia en el Sistema Judicial, una condición esencial para luchar contra la impunidad. En la medida en que la sociedad se levanta, denuncia, reclama, pero no pasa nada, generamos un efecto contraproducente; se desalienta la participación. Destacaron que si no cambia la impunidad y no se reforma el sistema judicial, los que denuncian se convertirán en personas perseguidas.

Otro punto destacado en ese sentido fue el factor cultural. La corrupción comporta una dimensión cultural muy compleja que requiere atención, tanto a nivel de los circuitos de socialización y aprendizaje, desde temprana edad y desde el ámbito privado, hasta en los niveles institucionales (escuelas, universidades, partidos). De manera generalizada se identificaron lógicas de corrupción y se debatió sobre la necesidad de la demanda ciudadana, pero también en la oferta institucional y política.


¿Cómo se aborda desde la dimensión cultural el fenómeno de la corrupción? ¿Cómo comprendemos y afrontamos la corrupción micro y macro que afecta todos los ámbitos de la vida y a las diferentes comunidades y pueblos? ¿Cuál es el factor cultural que nos falta para combatir la corrupción? ¿Por qué se sigue votando a los mismos que ya tienen un historial de corrupción?, las preguntas abundan en el debate.


El diálogo destacó algunos desafíos específicos, como aquel de una juventud que ya está inmersa en el sistema de incentivos que algunos partidos promueven y permiten. Tomando conciencia de que los partidos políticos juegan un rol fundamental en la construcción de una sociedad más íntegra. Además, comentando el desafío de los incentivos y otros factores sistémicos (educacionales, culturales, estructurales), donde varios participantes comentaron que “los ciudadanos terminan haciendo no porque no tengan conciencia sino porque no hay otra forma de hacer las cosas”.

Un dialogante comentaba sobre la “falta de liderazgos formados”, pero otros también decían “faltan espacios para esos liderazgos formados”.

La conversación también dejó entrever que es necesario pensar la corrupción más allá de la sociedad civil y pública/política. ¿Cómo pensamos sistémicamente? ¿Cómo estos actores intervienen para abordar la corrupción en cada ámbito y territorio? Los jóvenes coincidieron en que es urgente seguir profundizando desde otras miradas y hablar de la corrupción en el sector privado de igual manera, por ejemplo.

PLENARIA FINAL

En la plenaria final, los grupos destacaron que la lucha por la transparencia es una lucha de todos. Como logro se señaló que si antes pedir información era subversivo, hoy se está tomando como una práctica habitual de la convivencia social. Hay mayores niveles de exigencia.


Si bien aseguraron que el trabajo no quedó en la promulgación de la Ley de Acceso a la Información Pública, ni en el Portal; continúa con el ejercicio de las herramientas. Al mismo tiempo que prosigue la disposición de mejores condiciones normativas e institucionales, se abre el importantísimo trabajo de construir las capacidades ciudadanas para hacerlas cumplir.


 

Paraguay Ahora es una iniciativa impulsada por jóvenes líderes de diferentes sectores que buscan incidir en la construcción de políticas públicas con herramientas y acuerdos que se transformen en acción. Este espacio de diálogo estratégico es apoyado por el Banco Mundial.

¡Jajohecha peve!

Comments


bottom of page