La paradoja de los becarios en el extranjero y el problema de la inserción profesional

Paraguay cuenta con más de 2.000 jóvenes becados que estudiaron maestrías y doctorados en las mejores universidades del mundo. Pero, ¿qué acciones se deben implementar para que asuman roles y posiciones estratégicas en el sector privado, en la función pública y la academia?


Esta es una de las interrogantes a las que becarios y diversos miembros de Paraguay Ahora trataron de responder en cuanto al presente y futuro de la educación en el Paraguay, una de las dimensiones que aborda esta plataforma de diálogo estratégico, y que derivó en un asunto mucho más amplio: ¿cómo asegurar que, independientemente de su nacionalidad o dónde hayan realizado estudios, profesionales altamente cualificados y especializados tengan la oportunidad de contribuir al desarrollo del país?


Shirley Gomez, becaria de BECAL, indicó que el planteamiento de los jóvenes becarios es “brindar una retribución real al Estado, más allá de una permanencia simple y llana en el país”. Dicho programa obliga a que, una vez terminado el postgrado, los graduados vuelvan y permanezcan en el país por 5 años, como una forma de retribuir la inversión realizada en ellos. Sin embargo, son grandes las dificultades que experimentan a su regreso para acceder a puestos de trabajo. En el caso de los docentes, otro problema que visualiza Gómez es la falta de tecnología e infraestructura con la que se encuentran para desempeñarse en su área de especialización. “Están reinsertados en el aula, ¿pero tienen los recursos para poder enseñar con todas las capacidades que ellos adquirieron fuera del país?”, se preguntó.


Con esto, dio un ejemplo de las trabas burocráticas con las que tropiezan para los concursos de oposición. “Un concurso que está activo es el de la carrera diplomática, pero no podemos concursar porque nos piden que nuestro título esté convalidado por el CONES, lo cual lleva dos años de proceso”.


Además de la burocracia, los becarios también enfrentan una cultura de corrupción que impide su acceso a la labor docente. Maya Riquelme se graduó con honores de máster en cinematografía, en la New York Film Academy, de Los Ángeles y dejó pasar una propuesta de trabajo para regresar y cumplir su sueño: enseñar, esta vez con más herramientas, en la Escuela Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional del Este. Las irregularidades en el concurso de oposición para el cargo de docente de producción audiovisual al que se presentó fueron muy graves, y aún no se han aclarado. “El concurso de oposición lo gané yo, y al día siguiente de que me avisaran, se revisan los puntajes y dan por ganador a un profesional en análisis de sistemas sin experiencia en audiovisual, supuestamente porque hubo un error en la suma de los puntajes. Solicité la revisión del proceso en tiempo y forma, y mi solicitud fue denegada. Me duele más por los estudiantes”.


Carlos Galeano, dialogante de Paraguay Ahora, abrió el foco del debate incorporando a los extranjeros que opten por establecerse y ejercer su especialidad en nuestro país, y a los compatriotas que decidieron formarse en el país, alcanzando un alto grado de especialización. A su criterio, es necesario que el país tenga una política de captación de perfiles profesionales especializados, independientemente de dónde hayan estudiado e, inclusive, su nacionalidad.


Carolina Cáceres, paraguaya residente en el extranjero, también estuvo de acuerdo sobre la necesidad de simplificar los procesos administrativos académicos para una adecuada inserción laboral, además de señalar que retornar al país no se vuelva una especie de cárcel. “El paraguayo que sale a capacitarse afuera debería de tener la oportunidad de quedarse donde quiera y a lo mejor los vínculos de contribución con el país se hacen con otros mecanismos de trabajo que hoy son muchos más fáciles a través de la tecnología”.


Criticó también que las oportunidades de trabajo remoto se reducen, sobre todo, para los profesionales que viven en el interior. Otro tema no menor, a su criterio, es que “el proceso de volver y contribuir está extremadamente polarizado por la cultura del amiguismo”, y ello se vuelve peor para los extranjeros que desean radicarse en el Paraguay, ya que su esposo, un físico con MBA de Harvard, no encontró trabajo por casi dos años “porque todo el mundo le decía que estaba sobrecalificado”.


Nadia Mercado, Presidenta de la ASO-BECAL, indicó también que al volver al país nunca encontró trabajo en el área de su maestría y resaltó que la formación no es un criterio único de selección laboral. También pesa la experiencia profesional. Por su parte, Federico Mora, Coordinador de BECAL y miembro de Paraguay Ahora, señaló que la reinserción de los becarios comprende varios formatos. “Por una parte están aquellos que vuelven a la función pública, son funcionarios y están obligados por la Ley 1626 a retornar a sus instituciones y en ese caso la reinserción es inmediata”, explicó. Por otro lado, indicó que se encuentran los becarios del ámbito educativo - en torno al 25% del total de beneficiados - y que también retornan a sus instituciones rápidamente. Asimismo, figuran aquellos que realizan una maestría de carácter profesional (ingenieros, arquitectos, etc.) y deciden establecerse en el ámbito privado, ya sea en una empresa o emprendiendo. “Lo que encontramos en ese grupo es que hay una cifra elevada de reinserción que está en torno al 80%”, puntualizó.


Confirmó que la reintegración laboral se da de manera más rápida cuando el beneficiario ya cuenta con experiencia laboral previa. “Eso de la alfombra roja esperando a los becarios es un mito, tal realidad no existe, y hay que deshacernos de eso. Mientras más rápido comprendamos eso más vamos a comprender cuáles son las vías para una reinserción exitosa (...) Lo que sí tenemos es un profesional con una mochila más grande de herramientas”.


Otra arista que se expuso fue la superpoblación de profesionales en algunas áreas. “No se puede seguir invirtiendo en becas, cuando ya hay un problema incipiente: no discutimos cuál es el capital humano que necesitamos y en qué área estratégica”, subrayó Gomez.


Al cierre de esta reunión de diálogo, los participantes coincidieron en la necesidad de formar a profesionales con capacidad de gerenciamiento y habilidades blandas, la universalización de la educación mediante el acceso a internet y en la importancia de crear redes de profesionales. Asimismo, por su amplitud, este tema seguirá siendo tratado en futuras reuniones dentro del espacio de diálogo que representa Paraguay Ahora.

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo