top of page

La gestión comunitaria: clave para tener agua en Paraguay

Actualizado: 18 oct 2022

Paraguay Ahora se une con el Observatorio Ciudadano de Agua, Saneamiento e Higiene (OCASH) para impulsar la campaña de com unicación "El agua es un derecho" para poner en el debate público la necesidad de garantizar a toda la gente el acceso a agua potable y al sistema de alcantarillado. Esta campaña impulsará diálogos con todos los sectores para avanzar en propuestas concretas de mejora. El primer diálogo tuvo como protagonistas a las principales proveedoras de agua en Paraguay: las organizaciones comunitarias.

Si te perdiste el diálogo o querés revivirlo, podés hacerlo aquí:

La campaña “El agua es un derecho” tiene por objetivo posicionar en el debate público un tema fundamental e invisibilizado: los desafíos para garantizar el acceso universal al agua y saneamiento en el Paraguay. En Paraguay, más de la mitad de la población (53%) recibe agua a través de la gestión comunitaria, según datos del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (ERSSAN). Este sistema se basa en la organización de los vecinos para la construcción y operatividad de los servicios de agua y saneamiento en su comunidad. Existen dos tipos de gestión comunitaria: las Juntas de Saneamiento, promovidas por SENASA, con personería jurídica y sin fines de lucro, integradas por los miembros de la comunidad; y las Comisiones de Agua, que son organizaciones de vecinos con apoyo municipal, pero sin personería jurídica.


El primero de una serie de cuatro diálogos fue dedicado a conocer la situación de este modelo de gestión. Entre los panelistas estuvieron la Ing. Sara López, Directora General del Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (SENASA); María Teresa Centurión, Presidenta de la Asociación de Juntas de Saneamiento de Ñeembucú; Claudia Zapattini Integrante del OCASH; el Ing. Antero Cabrera, Coordinador de la Facultad de Ciencias Agrarias UNA Chaco y de representante de MIAS Chaco (Mesa Intersectorial de Agua y Saneamiento-Chaco.


Renato Máas, dialogante de Paraguay Ahora y director de CONALAYPA, resaltó que el agua es un tema transversal a casi todos los ejes que se vienen priorizando en la plataforma Paraguay Ahora, especialmente en Ambiente y Territorio. “Hoy día, se da una suerte de falta de diálogo entre la gestión del agua como recurso y el agua como servicio. Para este tema tan esencial debe haber una importante participación tanto del sector público como del sector privado en los espacios de gestión del agua”.


Carla Torreani, Gerenta de Gestión Sostenible del Agua de la Fundación Moisés Bertoni, habló en representación del OCASH e indicó que los ejes de actuación de la campaña son: la gestión de la información, el control social, y la activación para posicionar el tema de agua, saneamiento e higiene. “Vimos a Paraguay Ahora como un espacio clave con referentes de todas las áreas y sectores, donde nos parece un espacio importante para construir conversación y diálogo, discutir el problema sobre la diversidad de miradas que hace a una comunidad y que es importante integrar y profundizar en los problemas y posibilidades de solución”.


Por su parte, Claudia Zapattini, Representante de OCASH, explicó que abordar los servicios de agua y saneamiento en el marco de los derechos implica entender a las personas no como sujetos de necesidad, sino como sujetos de derechos. “Los derechos al agua y saneamiento nacieron para establecer estándares mínimos para hacer efectivo el bienestar y desarrollo de las personas. Es un mínimo vital para cada una de las personas, establece el marco jurídico y promueve la exigibilidad de cumplimiento de estos derechos. Además, facilita al Gobierno, que es el principal titular de las obligaciones, a cumplir sus obligaciones de respetar, proteger y realizar estos derechos”.


Para la Ing. Sara López, Directora General de SENASA, se deben aglutinar a los prestadores, capacitar a los miembros de las Juntas de Saneamiento, lograr la transparencia en las gestiones y obtener recursos. “SENASA no puede solo, tiene que haber cooperación para este gran desafío. Si bien tenemos muchas instituciones que diagnostican y tienen el panorama claro, eso no es suficiente: la parte operativa, la asistencia técnica, el día a día hace muy difícil la gestión”.


María Teresa Centurión, Presidenta de la Asociación de Juntas de Saneamiento de Ñeembucú, reveló que de las 15 asociaciones instaladas, actualmente se encuentran en forma activa unas 7. “El desafío es brindar la calidad de agua y prestación 24 horas. Debe existir una política de coordinación entre la gobernación y municipios para que esa calidad de agua se pueda brindar a los usuarios. También necesitamos capacitaciones, asesorías técnicas y monitoreo constante de la institución competente”.


El Ing. Antero Cabrera, Coordinador de la Facultad de Ciencias Agrarias UNA, y representante de MÍAS Chaco, enmarcó que en la zona del Chaco los desafíos son aún mayores. “Las particularidades del territorio chaqueño deben ser consideradas fuertemente en el acceso al agua y saneamiento. Estamos hablando de una región donde dependemos exclusivamente del agua de lluvia”.


Propuestas concretas para universalizar el acceso al agua

Para Claudia Zapattini hay mucho que hacer. “La reglamentación de la Ley de los Recursos Hídricos, de la ley de efluentes, de otros muchos apartados que siguen pendientes en nuestra ley desde la reforma del 2.000 son una tarea a nivel Ejecutivo”. Instó a que haya un compromiso real con el sector, creando un rubro específico para el agua y saneamiento, con el objetivo de transparentar los procesos y gastos.


Para Sara López hace falta una jerarquización sectorial. “Necesitamos evitar la superposición de las funciones, necesitamos los recursos presupuestarios oportunos, planificar a corto, mediano y largo plazo. Tenemos que dar respuesta a nuestros compatriotas”.


Para María Teresa Centurión, se precisa de un marco legal representando a las juntas de saneamiento y a las comisiones de agua. “Necesitamos una creación de una instancia de coordinación del sector agua, donde haya planes y programas más puntuales, necesitamos centros de capacitación permanente exclusivos para los gestores comunitarios de agua, mayor acompañamiento del Estado para cumplir correctamente nuestra función y la categorización de las juntas de saneamiento, además de un precio preferencial adecuado desde la ANDE para la JJSS e instalar una política pública de prevención para el cambio climático”.


Antero Cabrera, por su parte, instó a que el próximo gobierno tenga en cuenta al territorio chaqueño. “Necesitamos un sistema fortalecido de planificación, con una hoja de ruta bien puesta, bien socializada y con una proyección que con el tiempo nos permita asegurar el acceso al agua".


Comments


bottom of page