top of page

La Cuestión del Estado: ¿Cuáles son los retos?


Iniciando el compromiso histórico de reflexionar sobre el contexto país y buscar la construcción de una visión conjunta, los más de 70 líderes que impulsan el diálogo estratégico de la iniciativa Paraguay Ahora abrieron en el mes de mayo la conversación sobre la cuestión del Estado.

A partir de exposiciones de dos de los participantes, Soledad Núñez (Representativa del Sector Sociedad Civil) y José Tomás Sánchez (del Sector Academia), el intercambio sucedido clarificó la necesidad de distinguir los tipos de reforma estatal, se identificaron puntos de convergencia entre los dialogantes y se remarcaron diferentes puntos de vista sobre el gasto público.

Analizando el Estado que tenemos, se distinguieron tres tipos de reforma estatal:

  1. La Reforma Política: al hablar de esta, se destacaron argumentos sobre el financiamiento de los partidos políticos; el fortalecimiento del pluralismo político (presidencialista o parlamentarista); los tipos de elección (listas abiertas o cerradas); la discusión sobre la reelección; la organización territorial y política del Estado (la descentralización), y la Reforma Judicial, uno de los retos más importantes de la actualidad.

  2. La Reforma Administrativa: en este tema se subrayó la necesaria profesionalización de la función pública o la instauración de la meritocracia. Algunas voces comentaron que la reforma administrativa puede ser el punto de inicio de una reforma del Estado.

  3. La Reforma Constitucional: finalmente, se observó la importancia de tener presente la historia política del Paraguay, tan marcada por la “anarquía, las revoluciones y las dictaduras”.


 

¿Cómo nos aseguramos de que en este proceso de reforma se garantice la participación?

Los participantes también reconocieron el contexto de la actual pandemia COVID-19 como una oportunidad única para el cambio, en el cual varios sectores comprueban la “necesidad de organizar la participación”. La participación es fundamental para “lograr bajar a tierra este tema de la reforma”, movilizar las voluntades hacia una “dirección colectiva y común” y para visibilizar que el “Estado somos todos” y que se requiere promover “tanto los derechos, como las obligaciones”, según mencionaron los participantes en el diálogo.


¿La mejora o el aumento del gasto público?

Sobresalieron dos ejes de acción, la mejora del gasto público y el aumento del gasto público. La primera alude a que la ineficiencia, la corrupción y los privilegios están impidiendo una gestión pública de calidad. La segunda sostiene que el Estado no cuenta con recursos suficientes para cumplir sus desafíos y que, para disponerlo, debe aumentar la inversión pública superando la inequidad fiscal.

Seguidamente, surgió una tercera posición que observa el riesgo de las dicotomías: “Estado chico vs. Estado grande”, y donde se remarcó que“primero debemos superar la corrupción y luego aumentar tributos”. Esta posición sugiere buscar un lugar diferente que permita trascender el pensamiento binario y encontrar consensos.


Hay muchas iniciativas que necesitan el empuje ciudadano

La convergencia entre los participantes se remarcó en torno a temas como la lucha contra la impunidad, la superación de la desconfianza, la apuesta por la educación, la participación y la incidencia.

Especialmente en cuanto a la corrupción e impunidad hay una coincidencia generalizada sobre su toxicidad, donde varios dialogantes caracterizaron la impunidad como “el problema que mata al Paraguay”. También se destacó que la corrupción es un fenómeno relacional, que involucra tanto al sector público, como al privado.

Comments


bottom of page